What are you doing?

Sigo sorprendiéndome de cómo en Barcelona el uso del inglés para titular exposiciones se haya vuelto un hábito tan extendido. Me pregunto si se trata de un conflicto lingüístico irresuelto o si más bien es un grito silencioso, la esperanza de que alguien más allá de estos muros, fuera de esta habitación pequeña y sofocante, esté allí escuchando nuestra fatigada voz.

Sobre Marco Noris. Ademán, paisaje

È uscito in edicola il numero 96 de La Rivista di Bergamo con lo splendido testo scritto da Tere Badia e sapientemente tradotto da Marcello Belotti, “A proposito di Marco Noris. Gesto, paesaggio”. Per chi non avesse la possibilità di comprare la rivista (ma facciamo uno sforzo dai, è pure piena di immagini), la versione solo testo è consultabile qui: marconoris.com/…/a-proposito-di-marco-noris-gesto-…/.

Acaba de salir en el número 96 de La Rivista di Bergamo el espléndido texto de Tere Badia “Sobre Marco Noris. Ademán, paisaje”. Es posible leer el texto en castellano aquí: marconoris.com/es/sobre-marco-noris-ademan-paisaje/.

El paso del retorno

Ayer Kati me regaló estos versos de Huidobro. Me reconozco en este caminante, hombre de las distancias, de vuelta de tres meses de entrega.

El paso del retorno – Vicente Huidobro

La noche ha dejado noche en mis cabellos
¿En dónde estuve? ¿Por dónde he andado?
¿Pero era ausencia aquélla o era mayor presencia?

Cuando las piedras oyen mi paso
Sienten una ternura que les ensancha el alma
Se hacen señas furtivas y hablan bajo:
Allí se acerca el buen amigo
El hombre de las distancias
Que viene fatigado de tanta muerte al hombro
De tanta vida en el pecho
Y busca donde pasar la noche

Heme aquí ante vuestros limpios ojos
Heme aquí vestido de lejanías
Atrás quedaron los negros nubarrones
Los años de tinieblas en el antro olvidado
Traigo un alma lavada por el fuego
Vosotros me llamáis sin saber a quién llamáis
Traigo un cristal sin sombra un corazón que no decae
La imagen de la nada y un rostro que sonríe
Traigo un amor muy parecido al universo
La Poesía me despejó el camino
Ya no hay banalidades en mi vida
¿Quién guió mis pasos de modo tan certero?