La semilla

El hueso de albaricoque germinó hasta ser jardín nómada.

No soy una fractura, ni un collage de recuerdos ajenos. No existo desparramado en el tiempo, soy yo, permanente en mi presente, aquí, ahora, para siempre.

El niño es la semilla, el jardín es el tiempo, el árbol soy yo.

M. Noris, Barcelona, 2010/2014

Publicado por

mnoris

Un italiano en camino