042

Una vez al suelo, el ángel caído se arrancó el cuero cabelludo y sin alas aprendió a volar.

Publicado por

mnoris

Un italiano en camino