La Entrega, día 7

View this post on Instagram

Salí ayer para el séptimo día de camino. Dejé Manresa un poco tarde, después haber esperado inútilmente la apertura de la Cova de Sant Ignasi: el lunes no abre, igual por recuperar el domingo, que les toca trabajar hasta en el día del Señor. Se me hace raro relacionar la espiritualidad de Ignacio de Loyola y Joseph Beuys a un lugar masificado como este. De todas formas me llevo un recuerdo positivo de la ciudad y de su energía. Esperando a Sant Ignasi, decidí a última hora un cambio de ruta por no haber encontrado alojamiento en Balsareny. Salí por el norte de Manresa siguiendo el GR 179, pasando por el Parque d’Agulles y cruzándome con el Camí de la Sèquia, en algún punto. Pasé por Sant Iscle i Santa Vitòria y luego más arriba por el aiguamoll de la Bòbila, Santpedor, la granja de Brugueroles con la pastora y su rebaño de ovejas, hasta llegar a Can Segudet, poco antes de Castellnou de Báges. En la masía me acoge con cariño Montse (qué buena onda), a la que agradezco mucho por haber abierto y modificado sus planes sólo para mí. Una rica cena y una nueva noche de estrellas después de Refugio d’Agulles. Mi rodilla mucho mejor, dos días más y descanso en el Konvent. Hoy hacia Puig-Reig. La Entrega es un proyecto en colaboración con @lapaneralleida y del CAN de Farrera y con el soporte de @thegoodgoodbcn, @konventzero y @canserrat. #norisentrega #marconoris #farreracan #artinatura #lapaneralleida +info: marconoris.com/entrega

A post shared by Marco Noris (@zarconoris) on

Publicado por

mnoris

Un italiano en camino