La Entrega, día 8

View this post on Instagram

Ayer octavo día de ruta, me lo estoy pasando genial. Me despedí de Montserrat y me eché a caminar hacia Castellnou de Bages siguiendo el GR 179 hacia norte. Hacía frío, un día otoñal, pantalón largo y camiseta termica. Tardé unas horas para entrar en calor y hasta mediodía no me veí muy animado en cambiarme de pantalones. Castellnou es un lugar peculiar, un puñado de casas para alojar el Ajuntament, el Museu de Maquis y la Casa de Colònies Don Bosco: un poco como Don Camillo e Peppone (Don Camilo y Pepón). Después de conocer a Quico Zapaté en frontera en el Hostal de la Muga, ayer en Castellnou de Bages he encontrado a Ramon Vila, el último maquis. Después de horas y horas subiendo por pistas forestales en las pinedas del Bages, a la altura de Sant Cugat he decidido bajar hacia Navas por el GR 176 con la idea de subir hacia Puig-reig por el Llobregat y las antiguas colonias. No lo conseguí, la luz bajaba rápidamente y preferí acortar siguiendo la carretera hacia el pueblo. Puig-Reig tiene el aire típico de los pueblos próximos a las montañas, un aire que me acuerda un poco los pueblos prealpinos italianos. Alojo en el Hostal Sant Martì, que comparte propiedad con el gimnasio del pueblo; el sello de certificación lleva “Centre Gimnàstic del Berguedà”. La gente aquí sonríe de una manera inquietante. Ya llevo dos días orientándome solo con mapas en papel, aprendiendo. Ayer también 25 km, los días se están haciendo más largos y ya llevo 30 km más de lo que tenía planeado. Hoy @konventzero. La Entrega es un proyecto en colaboración con @lapaneralleida y del CAN de Farrera y con el soporte de @thegoodgoodbcn, @konventzero y @canserrat. #norisentrega #marconoris #farreracan #artinatura #lapaneralleida +info: marconoris.com/entrega

A post shared by Marco Noris (@zarconoris) on

Publicado por

mnoris

Un italiano en camino