La Entrega, día 5

View this post on Instagram

Ayer fue el quinto día de entrega. Un día largo, sin duda de los más intensos en mi corta vida de caminante. Salimos del Refugi d’Agulles Vicenç Barbé en tres Sarah, Kaleng y yo. Caminamos juntos cruzando Montserrat por el PR, por senderos duros y preciosos al mismo tiempo. Pudimos disfrutar de la maravillosa vista desde el Mongros antes de separamos, unas horas después, en una bifurcación en el bosque marcada por un asterisco amarillo. Mis compañeras de ruta volvieron a bajar hacia Can Serrat, mientras yo subí a Sant Jeroni; qué respiro allí arriba, vista “a perdita d’occhio”, mucho viento, algo de lluvia. Pude quedarme poco rato, luego tuve que bajar rápido hasta el Museu de Montserrat para certificar la entrega (qué gracia): 1h y 10 minutos desde Jeroni. Con mi sello, bajé hacia Monistrol para seguir hasta Castellbell i Vilar, donde me esperaba Marc Badia en casa de su familia inaugurando el nuevo salón: una cena deliciosa en cálida compañía, gracias por acogerme! El día fue una paliza, 21 km y 1200 m de desnivel subiendo y 1900 bajando, espero no pasen factura. Hoy Manresa. La Entrega es un proyecto en colaboración con @lapaneralleida y del CAN de Farrera y con el soporte de @thegoodgoodbcn, @konventzero y @canserrat. #norisentrega #marconoris #farreracan #artinatura #lapaneralleida +info: marconoris.com/entrega

A post shared by Marco Noris (@zarconoris) on

La Entrega, día 4

La Entrega, día 3

Tercer día de entrega. Dejado atrás Mas Sant Jaume y el cariño de Anna y Miquel, paso por Olesa y más adelante por Esparraguera, subiendo por una escalera en piedra y cemento que se insinúa por un túnel de cañas; la mezcla de un pasado rural y de un presente derrumbado me genera una extraña sensación de post Apocalipsis rural. Como buen italiano paso a visitar la iglesia de Esparraguera, pero no era horario apertura y el Señor no recibía. Destaco también el camino en la pineda de la Serra de Can Rogent hacia Collbató: ver tan cerca Monserrat (la montaña) ha sido realmente emocionante.

Fotos día 3 – Todas las fotos


La Entrega – acto I es un proyecto realizado en colaboración con La Panera de Lleida y el Centre d’Art i Natura de Farrera. Más info: marconoris.com/entrega

La Entrega, día 2

Camminando verso il tramonto parlo con l’ombra lunga del mattino.

Día 2, de Sant Cugat a Olesa: ha aparecido Montserrat (la montaña, no la virgen).
El tramo entre Rubí y Castellnou probablemente estará entre los tramos más aburridos de todo el recorrido, por las urbanizaciones desiertas escuché más ladridos de perro que voces de humanos. Después de castellnou, ha empezado la naturaleza. La obras de la autopista en la Carena del Pelec me han obligado a cambiar de ruta, sumando 6 kilómetros al día de camino: 28 el total, acumulando desnivel. Llego a Mas Sant Jaume atravesando el bosque, subiendo por el lecho seco de la riera de Sant Jaume. El lugar es una masía del siglo XII, puesta encima de una roca en el medio del bosque. Me reciben Jose, Anna y Miquel.

Fotos día 2 – Todas las fotos


La Entrega – acto I es un proyecto realizado en colaboración con La Panera de Lleida y el Centre d’Art i Natura de Farrera. Más info: marconoris.com/entrega

La Entrega, día 1

Fotos día 1Todas las fotos


La Entrega – acto I es un proyecto realizado en colaboración con La Panera de Lleida y el Centre d’Art i Natura de Farrera. Más info: marconoris.com/entrega

La Entrega

Después de un mes y medio de preparación y un constipado de última hora, hoy por fin empiezo a caminar. Muy excitado, una mezcla entre entusiasmo y temor. Descanso incluido, será una caminada de unas tres semanas, aunque preveo posibles retrasos: llegada mínima prevista al CAN de Farrera, 15 de octubre. 

Aquí ruta e información sobre el proyecto “La Entrega”: marconoris.com/entrega

La Entrega (acto I) es un proyecto en colaboración con La Panera de Lleida y el CAN de Farrera.

El proyecto acaba de empezar y ya tengo una montaña de agradecimientos, a confirmación que nada nunca se hace solos. La lista sigue abierta, por el momento gracias de corazón a Kati Riquelme, Andrea Leria, Andrea Barello, Kike Bela y The Good Good, Hugo Vázquez, Joana Cervià y Josep Rubio, Rosa Lendinez, Jordi Martínez-Vilalta y Claudia Karina Godoy, Alicia Calle, el Konvent, Sole Pieras, Miquel Martínez-Vilalta y Anna Motis Berta, Marga Bruna, Javier, María y Nacho Pagonabarraga, Natalia Carminati, Pau Cata, Paula Bruna, Marc Badia, Carlos Puyol, Lluís Lobet y el CAN de Farrera, Antoni Jove, La Panera y su gente, Jia-ling Hsu, Ivan Franco Fraga, Aida Mestres, Andreu Dengra Carayol y el Centre d’Art Maristany, Sophie Blais, Sarah Goodchild Robb y la gente de Can Serrat, Montse Bonvehi, Roger Gavaldà, el CDAN de Huesca, Raül Maigí y el Museu de Montserrat, Josep Estruch y Montserrat Rectoret-Blanch, Mireia C. Saladrigues, Fede Montornes, David Armengol, Alberto Gil Cásedas, Pilar Parcerisas, William Truini, Guillermo Pfaff, Josep Maria Cabané, Sandra Sanseverino, Club Excursionista de Gràcia, Piramidón y su gente…

Montando “A la frontera”

Hoy hemos montado “A la frontera” en el Museu Memorial de l’Exili. La instalación, que reúne 132 de las 212 piezas que realicé en los Pirineos el verano pasado, se podrá visitar desde el 28 de octubre hasta el 18 de enero del 2018.

Un agradecimiento muy especial va al (maravilloso) equipo de MuME.

+ info sobre el proyecto En frontera: www.marconoris.com/en-frontera

 

 

GuardarGuardar

La Vajol

Por fin estamos descansando en La Vajol, cuidados y mimados por Joana y Rubio. Llegamos anoche, cuando ya el día estaba dejando paso a la noche y no se podían distinguir las piedras en el camino. Desde el primer backup en Cim de Coma Morera han pasado diez días, todos muy intensos, cada paso, cada metro. Dejada Coma Morera, subimos los cuatro por el Puigmal y luego pico por pico seguimos la olla de Núria hasta Tirapits, desviando luego para el refugio Ulldeter, adónde llegamos alrededor de las 19 del 26 de agosto. El camino por las crestas y los picos de Núria ha sido como un proceso de purificación y desprendimiento donde por fin pude abandonar lo móndano, soltar el estrés y mudar de piel. Me fui volviendo montaña, tan pequeño en estas crestas y en el mismo tiempo grande cuánto ellas. Nunca podré olvidar la sensación de expansión y plenitud que probé mirando esta extensión infinita de montañas de curvas suaves y picos rocosos. Nunca probé andar por las montañas solo, lo único que puedo decir es que ir en soledad y en el mismo tiempo acompañado por amigos, es una experiencia preciosa.
Sigue leyendo La Vajol