La pietra

Io sono la pietra e sono il guscio
sono dell’universo il vuoto
e del pianeta il suo satellite
sono la morsa che torce le viscere
la cenere, il fumo
le cicche nel posacenere
sono della pietra l’inerzia.

Sotto la profondità di questo cielo
cammino di nubi migranti
l’anima, finalmente, respira.

ma_no

Una nube

Observo una nube pasar
en ella me veo 
cruzar el cielo de mi vida.
Ahora guerrero
caballito de mar
dragón o alienígena.
Como esta nube voy
cambiando forma
empujado por el viento
hacia la nada desvaneceré.

MaNo, Barcelona 2012

#010

Hoy han lanzado un tiburón al cielo para que un día vuelva a la tierra con nuevas fábulas y renovada mitología.

Las tres aves fénix

Un día de octubre, al comienzo del otoño, el diseñador de nubes sopló sus tres aves fénix en el cielo del golfo de Roses.

Dos de ellas bailaron durante horas antes de desaparecer, libres.

La tercera, la más grande, esperó a que el último suspiro de sus hermanas se perdiera en el viento para abrir entonces sus alas y renacer como una gran vagina con cabeza de pez, generadora y devoradora de mundos.

Marco Noris, Roses, 2012